CRÍTICA A LA CLASE DE FILOSOFÍA

Hay muchas maneras de dar clase, cada profesor tiene la suya. En este caso nuestro profesor Enrique tiene una manera, para mí de las más adecuadas. ¿Por qué?, muy simple lo hace de una manera amena, en las que te sientes partícipe de la clase, son clases que no se hacen nada pesadas, te ríes y te lo pasas bien, a la vez que sin darte cuenta aprendes muchísimo. Personalmente yo creo que en las clases de filosofía es donde más he aprendido, no sólo me refiero en cuanto a temario, sino también un montón de cultura gracias a todas las historias que nos cuenta nuestro profesor.

Para mí es el segundo año que doy filosofía, si soy sincera no me gustaba y a principio de curso la verdad es que no quería darla pero empezó el curso, con ello las clases de filosofía y gracias a Enrique y a su forma de dar clase al final ha hecho que sea una de mis asignaturas favoritas, cosa que si me hubieras dicho esto a principio de curso no me lo hubiera creído.

En cuanto a los exámenes me parece muy bien como está organizado, al tener diferentes exámenes de diferentes tipos, es decir la opción múltiple y el práctico, ya que no sólo te sirve con aprenderte el tema de memoria y luego soltarlo en el examen, sino que también tienes que entenderlo que de eso se trata.

Si todas las demás asignaturas fueran igual se haría menos pesado ir a clase ya que para mí personalmente filosofía es de las únicas clases a las que me gusta asistir y las horas se me hacen cortas, si todas las clases fueran así estaríamos mucho más atentos en clase y seguro que mejorarían las calificaciones, porque al fin y al cabo de eso se trata, los profesores cuándo dan clase lo que pretenden es que aprendamos y que lo que aprendamos se refleje en las calificaciones.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La realidad

La independencia de Cataluña